Articulos yoga

Artículos de yoga 2021

Postura del niñoEsta postura calmante es una buena posición de pausa por defecto. Puede utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarse antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.

Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.

Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.

Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.

Bikram yoga

Si hoy has hecho la postura del “perro hacia abajo”, probablemente te sientas más relajado. Independientemente de su nivel de experiencia en yoga, si lo practica con regularidad, puede sentirse mejor de pies a cabeza.

El yoga ofrece beneficios para la salud física y mental de personas de todas las edades. Y, si estás pasando por una enfermedad, recuperándote de una cirugía o viviendo con una condición crónica, el yoga puede convertirse en una parte integral de tu tratamiento y potencialmente acelerar la curación.

Un terapeuta de yoga puede trabajar con los pacientes y elaborar planes individualizados que colaboren con sus terapias médicas y quirúrgicas. De esta manera, el yoga puede apoyar el proceso de curación y ayudar a la persona a experimentar los síntomas con más centrado y menos angustia.

El yoga es tan bueno como los estiramientos básicos para aliviar el dolor y mejorar la movilidad de las personas con dolor lumbar. El Colegio Americano de Médicos recomienda el yoga como tratamiento de primera línea para la lumbalgia crónica.

Póngase a cuatro patas, colocando las palmas de las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Primero, inhala y deja que tu estómago baje hacia el suelo. A continuación, exhala mientras llevas el ombligo hacia la columna vertebral, arqueando la columna como un gato que se estira.

Beneficios psicológicos del yoga

Si eres un apasionado del yoga, probablemente habrás notado sus beneficios. Quizá duermas mejor, te resfríes menos o simplemente te sientes más relajado y a gusto. Pero si alguna vez ha intentado hablar a un novato sobre los beneficios del yoga, es posible que explicaciones como “aumenta el flujo de prana” o “hace subir la energía por la columna vertebral” caigan en oídos sordos o escépticos.

Lo cierto es que la ciencia occidental está empezando a dar algunas pistas concretas sobre cómo funciona el yoga para mejorar la salud, curar los dolores y mantener a raya las enfermedades. Una vez que las entiendas, tendrás aún más motivación para pisar tu esterilla, y probablemente no te sentirás tan trabado la próxima vez que alguien te pregunte por qué pasas tiempo en tu esterilla.

Yo mismo he experimentado el poder curativo del yoga de una manera muy real. Semanas antes de un viaje a la India en 2002 para investigar la terapia del yoga, se me adormeció y hormigueó la mano derecha. Después de considerar primero cosas aterradoras como un tumor cerebral y la esclerosis múltiple, descubrí que la causa de los síntomas era el síndrome de la salida torácica, un bloqueo nervioso en mi cuello y pecho.

Yoga caliente

Si hoy has hecho la postura del “perro hacia abajo”, probablemente te sientas más relajado. Independientemente de tu nivel de conocimientos de yoga, si lo practicas con regularidad, puedes sentirte mejor de pies a cabeza.

El yoga ofrece beneficios para la salud física y mental de personas de todas las edades. Y, si estás pasando por una enfermedad, recuperándote de una cirugía o viviendo con una condición crónica, el yoga puede convertirse en una parte integral de tu tratamiento y potencialmente acelerar la curación.

Un terapeuta de yoga puede trabajar con los pacientes y elaborar planes individualizados que colaboren con sus terapias médicas y quirúrgicas. De esta manera, el yoga puede apoyar el proceso de curación y ayudar a la persona a experimentar los síntomas con más centrado y menos angustia.

El yoga es tan bueno como los estiramientos básicos para aliviar el dolor y mejorar la movilidad de las personas con dolor lumbar. El Colegio Americano de Médicos recomienda el yoga como tratamiento de primera línea para la lumbalgia crónica.

Póngase a cuatro patas, colocando las palmas de las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Primero, inhala y deja que tu estómago baje hacia el suelo. A continuación, exhala mientras llevas el ombligo hacia la columna vertebral, arqueando la columna como un gato que se estira.