Música para descansar

Música para guitarra

Los silencios son intervalos de silencio en las piezas musicales, marcados por símbolos que indican la duración de la pausa. Cada símbolo y nombre de silencio se corresponde con un valor de nota concreto, que indica la duración del silencio, generalmente como un multiplicador de un compás o de una nota entera.

Cuando un compás entero está desprovisto de notas, se utiliza un silencio entero (semibreve), independientemente del compás real[4] Históricamente, una excepción era el compás de 42 (cuatro medias notas por compás), en el que se solía utilizar un silencio doble entero (breve) para el descanso de un compás, y para los compases inferiores a 316, en los que se utilizaba un silencio de la longitud real del compás[5] Algunas músicas publicadas (normalmente anteriores) colocan el número «1» encima del silencio para confirmar la extensión del mismo.

En las partes instrumentales, los silencios de más de un compás en el mismo metro y tonalidad pueden indicarse con un silencio multimedio (en inglés: multiple bar rest), mostrando el número de compases de descanso, como se muestra. Los silencios multimedios suelen dibujarse de dos maneras:

Música de relajación para niños

La música puede tener un profundo efecto tanto en las emociones como en el cuerpo. La música más rápida puede hacer que te sientas más alerta y te concentres mejor. La música alegre puede hacer que te sientas más optimista y positivo ante la vida. Un ritmo más lento puede tranquilizar la mente y relajar los músculos, haciendo que te sientas calmado mientras liberas el estrés del día. La música es eficaz para la relajación y la gestión del estrés.

Las investigaciones confirman estas experiencias personales con la música. Los hallazgos actuales indican que la música de alrededor de 60 pulsaciones por minuto puede hacer que el cerebro se sincronice con el ritmo provocando ondas cerebrales alfa (frecuencias de 8 a 14 hercios o ciclos por segundo). Esta onda cerebral alfa es la que está presente cuando estamos relajados y conscientes. Para inducir el sueño (una onda cerebral delta de 5 hercios), una persona puede necesitar dedicar al menos 45 minutos, en una posición relajada, escuchando música tranquilizadora. Investigadores de la Universidad de Stanford han afirmado que «escuchar música parece ser capaz de cambiar el funcionamiento del cerebro en la misma medida que los medicamentos». Señalaron que la música es algo a lo que casi todo el mundo puede acceder y la convierte en una herramienta fácil para reducir el estrés.

Música de meditación

Esta lista de reproducción te ayudará a descansar cuando más lo necesitesLa música mejora nuestra vida de muchas maneras. La frustración que conlleva la incapacidad para dormir es quizá tan grave como el cansancio que se siente al día siguiente de una noche de revolcones. Un estudio realizado en 2008 por la Universidad Semmelweis de Budapest demostró que la música clásica puede ser una intervención eficaz para reducir los problemas de sueño. En los últimos años hemos asistido a la proliferación de jóvenes compositores con talento que aportan una sensibilidad indie moderna a la música clásica o artística tradicional. Puede que hoy en día sea más difícil conciliar el sueño, pero al menos tenemos una mejor banda sonora que nos ayuda a conseguirlo. En lugar de bombardearte con una lista de impresionantes piezas clásicas modernas de guapos compositores europeos (hay muchas, y son buenas), también hemos incluido algunas canciones de rock y pop más sencillas.Algunas personas no pueden soportar la música clásica ambiental: ¡también te mereces música que te ayude a dormir! Obviamente, dormir es una experiencia tan individual como la que podemos tener. Estas canciones no están científicamente probadas para ayudar a dormir y puede que no funcionen para ti, pero te sugerimos que las pruebes y nos digas si tienes alguna canción perfecta para dormir que debamos probar.Max Richter – ‘Dream 3 (in the midst of my life)’

Música para aliviar el estrés música relajante para el estrés

Un silencio es un símbolo musical que marca la ausencia de una nota. Los silencios se escriben en un compás en el que no se toca ninguna nota y, al igual que las notas musicales, se miden en longitud. Los silencios de cuarto, medio y entero son los más comunes.

Los silencios musicales sólo afectan al pentagrama en el que se producen; un silencio en el pentagrama de los bajos no afectará al de los agudos, y viceversa. Sin embargo, un silencio puede escribirse en un pentagrama lleno de notas si hay dos planos de acción – continúa para ver un ejemplo visual:

● Vea las notas en los pentagramas de agudos y de bajos, así como sus líneas de libro mayor, y aprenda dispositivos mnemotécnicos que le ayuden a recordarlas.  ● Las signaturas de las teclas requieren algo de tiempo para memorizarlas. Tanto si quieres identificar una como si quieres aprender a escribirla en el pentagrama, este buscador de armaduras de clave interactivo y rápido te ayudará.  ● Comandos de tempo organizados por velocidadRecurso para los términos de tempo más comunes en italiano, francés y alemán, organizados por sus BPM (pulsaciones por minuto).  ● Cómo leer la digitación del pianoA veces se escriben pequeños números junto a las notas en el pentagrama para ayudarte a clasificar qué dedos debes usar en cada tecla. La digitación se encuentra con frecuencia en la notación para principiantes, pero también se ve junto a pasajes difíciles en partituras más avanzadas.  ● Tipos de acordes y sus símbolosVea los diversos símbolos que especifican ciertos acordes en la notación, y aprenda a formarlos utilizando fórmulas sencillas.