Posiciones para meditar

posiciones de meditación para rodillas malas

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Estar sentado es la mejor posición para empezar a meditar. Si te tumbas, sobre todo al principio, corres el riesgo de perder la conciencia y quedarte dormido. Estar sentado en una posición de alerta te mantiene despierto y concentrado, pero libera a tu mente de tener que procesar información (como dónde poner los pies). Mientras estés sentado, practicarás la concentración en algo. Puede ser una imagen, una palabra o tu respiración.

La meditación consiste en hacer que la mente se quede quieta mientras el cuerpo se mantiene despierto, pero relajado. Para que se produzca la quietud mental, primero debes hacer que tu cuerpo se quede quieto. Para ello, debes sentarte. Mientras estás sentado, tu mente querrá vagar por todas partes, desde tus listas de tareas pendientes hasta tus preocupaciones o eventos, pasando por el lugar al que quieres ir de vacaciones.

la meditación budista

puede ayudarte a concentrarte y a sentirte más conectado con el momento presente. Al hacerlo, también puede beneficiar a su salud al reducir el estrés, lograr una mayor conciencia de sí mismo y mejorar su tolerancia al dolor.  Hay muchos tipos diferentes de meditación. En este artículo, explicamos cinco de los tipos más comunes y los beneficios que ofrecen.

Meditación de atención plenaEn pocas palabras, la meditación de atención plena es el acto básico de ser consciente -o estar atento- a lo que estás haciendo en el momento presente. Por ejemplo, puedes practicar la atención plena mientras paseas a tu perro, te cepillas los dientes o lavas los platos.  Eso significaría que estás 100% involucrado en la actividad que estás haciendo y no piensas en ninguna distracción, ni te estresas por el pasado, ni te preocupas por el futuro.  Sin embargo, muchas personas pueden tener problemas con esto. Por eso los principiantes suelen empezar con una meditación más formal.

meditación.  Esta práctica consiste en reservar un tiempo para sentarse y concentrarse en la respiración, y puede ser de tan sólo cinco minutos al día. Sólo tienes que encontrar una silla, un sofá o un lugar en el suelo donde puedas sentarte cómodamente, cerrar los ojos y concentrarte en tu respiración.

posiciones de meditación aceptables

postura – piernas dobladas una sobre otra como una especie de contorsionista, con los dedos en una posición zen en el aire.  Pero la verdad es que esto no es necesario. De hecho, hay múltiples formas de sentarse a la hora de meditar. Incluso se puede meditar tumbado, de pie o caminando.  Cuando se trata de meditar, lo más importante es encontrar la postura para sentirse tranquilo y relajado. Aquí tienes cuatro posturas de ejemplo y consejos para realizarlas.

Sentarse en una posición normal con las piernas cruzadas es una de las posturas de meditación más comunes.  Si eliges esta postura, asegúrate de que estás sentado en un cojín cómodo y apóyate para que tus caderas estén ligeramente más altas que tus rodillas. Esto evita que te desplomes y también puede ayudar a evitar que se te duerman las piernas.  Si te sientes incómodo en esta posición, siempre puedes sentarte en una silla. Deberás sentarte hacia el borde de la silla, con la espalda recta y las manos apoyadas sobre las piernas.

Arrodillarse es otra forma de sentarse en el suelo para meditar si no quieres estar con las piernas cruzadas. Si eliges arrodillarte, aquí tienes cómo ponerte en una posición cómoda: Si sufres de dolor de rodilla, no fuerces esta posición; intenta sentarte en una silla en su lugar.

marjariasa…

Tanto si eres nuevo en la meditación como si llevas tiempo meditando, el primer paso para prepararte para la práctica es encontrar una posición cómoda. Esto tiene mucho sentido: si el objetivo de la meditación es guiar tu mente hacia una mayor concentración, conciencia y compasión por ti mismo y por los demás, la posición de tu cuerpo debe reflejar eso. No quieres sentirte inquieto, incómodo o con dolor.

Para que la meditación esté disponible y sea accesible para todo el mundo, te animamos a que explores las opciones, especialmente si acabas de empezar a practicar la meditación o tienes alguna limitación o restricción, para encontrar lo que mejor te siente. Aquí tienes 4 posiciones que puedes probar, junto con la postura de meditación adecuada para cada una de ellas.

A menos que hayas hecho mucho yoga, o que hayas crecido practicando la meditación con las piernas cruzadas o en posición de loto y te sientas realmente cómodo con ella, te recomendamos que te sientes en una silla vertical con las piernas sin cruzar, los pies en el suelo y los brazos y las manos descansando sobre las piernas o en el regazo.